Trabajo Remoto y Salud durante el aislamiento social

Compartí esto en tus redes.
Si eres principiante en el trabajo remoto, estás en el lugar correcto. Te compartimos contenido que te será de mucha utilidad para hacer los primeros pasos y acompañar a tus equipos durante la transición.

El trabajo remoto y freelance es una tendencia que viene en aumento desde hace varios años. En 2019 se estimaba que para 2025 el trabajo remoto iba a igualar o superar a la cantidad de puestos en oficinas. Sin embargo, la situación de pandemia por el COVID-19 forzó a que muchas empresas incorporen el trabajo desde casa por primera vez o que otras lo deban aplicar de manera generalizada para todos los colaboradores, en lugar de solo con algunos puestos. 

.

¿Por qué hablar de salud en el home office?

El trabajo remoto requiere de la adopción de ciertos hábitos para disminuir la sensación de que el límite entre la vida personal y laboral está desdibujada. Por lo tanto, es importante que las personas y organizaciones tomen conciencia de las principales buenas prácticas que deben incorporar para mantener un ritmo de trabajo más estable, productivo y que contemple el bienestar de los colaboradores. Por ejemplo:

  • Establecer una rutina: Respetar un horario para despertar, tomar una ducha, desayunar y luego comenzar a trabajar. Esto ayuda a mejorar la concentración y ser más productivos en la jornada.
  • Dejar el pijama: Está comprobado que la vestimenta que elegimos influye en nuestra actitud. Si te cambias antes de empezar a trabajar (aunque no salgas de casa en todo el día) tendrás un mejor rendimiento. Claro que puedes usar ropa cómoda, pero no uses tus pijamas.
  • Prepara tu lugar de trabajo: Evita trabajar en el mismo lugar donde descansas o te entretienes. Nuestro cerebro asocia espacios con comportamientos habituales.

Más aún es importante hablar sobre salud y home office en un momento como este, donde un gran porcentaje de la población se ve forzada a trabajar desde su casa por primera vez y cambiar sus hábitos debido a la situación de pandemia. 

Para profundizar sobre este tema te invitamos a ver la webinar de Workana en la que participamos como speakers invitados:

.

¿Cuáles son los factores que más afectan el bienestar de las personas en épocas de cuarentena?

Lo que la mayoría experimenta es un aumento generalizado de los niveles de ansiedad y estrés. Esto se debe al alto grado de incertidumbre que genera la pandemia y el potencial impacto o amenaza que implica para aspectos que son primordiales para las personas: la salud, calidad de vida y sustento económico. Esto puede desencadenar en mayor irritabilidad, altibajos emocionales, aumento de conductas como la ingesta de comida, alcohol o cigarrillos, problemas de insomnio, tensiones musculares, dolores de cabeza, sentimiento de soledad, entre otros.

A su vez, la falta de socialización hace que disminuya la emisión de oxitocina en nuestro cerebro, lo cual aumenta la sensación de miedo y ansiedad. Entablar relaciones sociales es algo muy importante para los seres humanos. Cualquier tipo de interacción con los demás ayuda a liberar oxitocina, aumentando los niveles de empatía, solidaridad y altruismo, además de hacernos sentir mejor emocionalmente. A pesar del aislamiento físico y las restricciones para movernos geográficamente, debemos buscar el contacto social con los demás para mantenernos saludables.

.

¿Qué pueden hacer las empresas o líderes para promover el bienestar de sus equipos remotos?

De por sí, el trabajo remoto puede aumentar la sensación de aislamiento en las personas, pero más aún si no puedo reemplazar la falta de contacto social en el trabajo realizando otro tipo de actividades sociales fuera de casa. Para disminuir el sentimiento de soledad laboral los líderes pueden:

  • Siempre que se pueda, fomentar la comunicación verbal (por llamada telefónica o videollamadas). Usar los mensajes y mails como complemento o para los casos en que sea lo más conveniente.
  • Asegurarse de escuchar el aporte de todos los integrantes del equipo e invitarlos a participar activamente en las reuniones.
  • Promover hábitos saludables en cuanto a alimentación, horas de sueño, descansos durante la jornada laboral y ejercicio físico.

Otros tips que son de gran utilidad para organizar el trabajo remoto cuando somos principiantes:

  • Elegir los canales de comunicación y las herramientas digitales que se usarán para trabajar. Además, se sugiere capacitar al personal para que sepan cómo utilizarlas y sacarles provecho. 
  • Trabajar por objetivos y no por tiempo. Las personas deben tener en claro cuáles son sus tareas y objetivos, y deben ser evaluadas por los resultados a los que llegan.

Si quieres aprender a trabajar de manera remota o incorporarlo en tu organización, te recomendamos el curso gratuito de Vaycus online que fue desarrollado junto a expertos de Workana.

.

Las personas en el centro

A fines de 2019, mucho antes de que asomara la pandemia, los expertos pronosticaban que para el 2020 la tendencia en Recursos Humanos iba a ser ocuparse de la salud de los trabajadores. ¿Queda alguna duda? Efectivamente esta crisis nos ha demostrado que lo más importante en nuestras organizaciones es el capital humano, y que debemos comprometernos a fondo con el talento si queremos potenciarlo y retenerlo para que nos acompañe cuando pase la tormenta.

Muchas organizaciones están hoy desarrollando protocolos para adaptarse a la nueva realidad, o descubriendo nuevos rumbos en base a los desafíos que le plantea el contexto actual. Las habilidades para gestionar el cambio son más que valiosas en un momento como este. Si quieres capacitarte para afrontar los cambios en tu organización te recomendamos que inscribas en esta formación.

.

Y en tu trabajo ¿ya están pensando en la salud de las personas?

Lic. Marlene Pruvost

Socia Fundadora – Gestal Consultora

Compartí la nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp