Team Building ¡Quiero un equipo de alto rendimiento!

Compartí esto en tus redes.
¿Por qué es importante invertir en actividades que fortalezcan la cultura de mi organización?
¡Te contamos más en esta nota!

En una empresa conviven personas con diversas personalidades, cada una con sus valores y particularidades. Muchas veces el éxito de una empresa dependerá de lo bien que estas personas puedan cooperar y trabajar como compañeros de equipo en pos del cumplimiento de las tareas diarias.

La visión, misión y valores de una organización son los que marcan hacia dónde vamos y de qué manera, por lo que la alineación de los miembros con estas pautas compartidas será fundamental para que conozcan sus objetivos, sepan lo que se espera de ellos y se sientan comprometidos con la actividad que realizan diariamente.

Desde hace más de 20 años en países como Canadá, Francia, EE.UU, México y España vienen desarrollando programas de Team Building para empresas. En Argentina, desde hace solo algunos años las empresas están empezando a comprender los beneficios de fomentar el desarrollo de los equipos de trabajo.

Inicialmente el concepto Team Building se remonta a las décadas de 1920 y 1930, el psicólogo social  W. McDougal en su libro “The Group Mind” comenzó a hablar de la importancia de formar equipos de trabajo. Años más tarde, Stephen M.R.Covey, experto en desarrollo organizacional, comprobaba y sostenía que con acciones de team building se fortalecía la confianza y lealtad entre los miembros de un equipo, desarrollando trabajadores más creativos e innovadores; aportando con ello un crecimiento organizacional.

_

¿Pero qué es el Team building?

El Team Building (construcción de equipos) consiste en la ejecución de actividades lúdicas y participativas, dirigidas a crear conciencia en el equipo. La misma se diseña a medida de las necesidades del cliente.

Mediante este proceso se desarrollan distintas actividades, que dependiendo del objetivo pueden estar enfocadas a:

  • Aumentar la confianza y cohesión entre compañeros,
  • Impulsar la creatividad; dando lugar a la innovación
  • Identificar fortalezas y debilidades del grupo
  • Mejorar la habilidad para resolver conflictos
  • Reforzar  la cultura y los valores de la empresa
  • Aumentar la motivación
  • Ayudar a establecer objetivos grupales
  • Mejorar el ambiente de trabajo

 

El entorno en el que se realiza el proceso  de team building varía según el tipo de actividad y las necesidades de la empresa. Pueden desarrollarse al aire libre (outdoor) o en el interior de una sala (indoor). Entonces, ¿proponer una actividad entre compañeros fomenta el trabajo en equipo?

¡Claro que sí! Por ejemplo si proponemos un desafío o actividad a un grupo de compañeros, como podría ser un partido de fútbol o una búsqueda del tesoro, y ellos consiguen resolverlo, aumentará el grado de proximidad y el sentimiento de equipo. El compartir una experiencia diferente y emocionante con alguien, en la cual atraviesas incertidumbre, tensiones y logros, te da una sensación de compañerismo con ese alguien y te hace sentir más cerca de esa persona.

 

“Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos” – Zig Ziglar

 

¿Cuándo es necesario aplicar team building? Antes de decidir aplicar team building es importante que como líder te plantees una serie de preguntas:

¿Se sienten los empleados identificados con la organización? ¿Cómo es el clima laboral en la oficina y entre compañeros?  ¿Cómo es el desempeño de los equipos? ¿Cuál es el nivel de rotación de empleados?

En base a las respuestas, el líder deberá decidir si aplicar o no team building y acompañar a su grupo en la construcción de un equipo de alto rendimiento. Los beneficios obtenidos a través de actividades de team building generan un impacto positivo en los procesos y objetivos de la empresa, logrando así no solo el éxito del equipo sino también el éxito organizacional. Un estudio realizado por Randstad en 2010 encontró que, el 66% de los trabajadores consideran muy importante a la cultura organizacional para el éxito de una empresa, y un 23% de los trabajadores más jóvenes afirmaron que era un factor decisivo para su satisfacción laboral.

Cabe aclarar que en algunas ocasiones una jornada de actividades (ya sea outdoor o indoor) puede ayudar a obtener resultados parciales, pero difícilmente sean sostenidos en el tiempo si no se acompaña con otras intervenciones más profundas que ayuden a reforzar la cultura organizacional en la que habitan los colaboradores diariamente. Siempre es recomendable consultar a un asesor externo para identificar cuál es la mejor manera de obtener los resultados esperados.

_

Entonces, ¿consideras que una jornada de Team Building puede ser beneficioso para tu equipo?

¡Contanos! Nos interesa tu opinión

Gisela Ceresa

Responsable Administrativa – Gestal Consultora

 

 

Compartí la nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp