Employee Journey Map: Diseñando la experiencia del empleado

Compartí esto en tus redes.
“No logro atraer el talento”, “los trabajadores renuncian a los 4 meses de ser contratados”, “los trabajadores no son productivos”. Comentarios como estos son frecuentes entre las personas que gestionan el talento en las organizaciones.

Los líderes de recursos humanos tienen el desafío diario de conseguir el mejor talento para la organización, pero su tarea no es sólo contratarlos. El camino sigue siendo igual de importante (o más) luego de que la persona ya está dentro de la organización. 

El área de Talento Humano debe ocuparse de potenciar a su gente y acompañarlos en el proceso, para que juntos obtengan los mejores resultados. El primer reto de todo profesional de Recursos Humanos es entender y cuestionar cómo están gestionando hoy el talento dentro de la organización.

Este disparador lleva a entender la importancia de desarrollar la experiencia del empleado. Significa hacer foco en ellos y ponernos en sus zapatos a fin de entender qué percepciones tienen sobre la organización. Una herramienta que permite hacerlo es el Employee Journey Map. Veamos en qué consiste:

El objetivo es mapear la experiencia del empleado, realizando un análisis completo y detallado para visualizar la trayectoria de la persona en la organización. Se identifica la secuencia de puntos de contacto a lo largo del ciclo de vida del trabajador y se observa lo que sucede en cada interacción entre él y la organización.

Cuando desglosamos este esquema del ciclo de vida del colaborador, en la mayoría de las empresas suele tener entre 20 y 25 puntos de contacto. Algunos de ellos son: Entrevista laboral, asignación del puesto y herramientas de trabajo, primer día en la empresa, capacitaciones, feedback, situaciones personales (asuntos familiares y de salud por ejemplo), oportunidades de cambio, retribución económica, despedida, entre otros.

¿Pero en cuáles de todos esos momentos debo enfocarme? En aquellos que sean más relevantes para tus colaboradores. La única manera de saber lo que piensan es dedicando tiempo a conocerlos y escucharlos. ¿Qué es lo que más les gusta de trabajar aquí? ¿Y lo que menos? ¿Qué cambiarían si pudieran? ¿Qué oportunidades de mejora ven?. Luego de tener varias respuestas podrás identificar puntos en común en la experiencia de tus colaboradores y armar una propuesta para hacerlos sentir mejor en algunos de esos aspectos que son los más relevantes para ellos. 

El objetivo de esta herramienta es ordenar la gestión de recursos humanos con el fin de mejorar la experiencia de los empleados durante su permanencia en la organización, detectando oportunidades de mejora para conseguir trabajadores comprometidos y satisfechos, alineados con la organización. 

Algunos otros beneficios directos:

  • Las organizaciones que dedican tiempo a la experiencia de sus colaboradores obtienen resultados positivos en la experiencia de sus clientes también, 
  • Mejora la imagen empresarial ante el mercado laboral (también conocida como Marca Empleadora), 
  • Aumenta la productividad y mejora el clima laboral,
  • Disminuye la rotación de personal y las ausencias

Diseñar el Employee Journey Map permite que las organizaciones creen una experiencia memorable para sus colaboradores, enfocándose en lo que verdaderamente le importa a sus talentos. El primer paso es escucharlos atentamente.

¿Te sumas en este viaje?

Lic. Gisela Ceresa

Socia Fundadora – Gestal Consultora

Compartí la nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp