Candidate Experience: Diseñando estrategias para atraer talentos

Compartí esto en tus redes.
«Pensé que me iban a elegir, pero no me llamaron más». «Todo iba bien hasta la entrevista con el supervisor. Me hizo preguntas incómodas y no me dieron ganas de seguir el proceso».  Los selectores estamos atentos a cómo se siente cada candidato en el proceso de selección, pero ¿Qué podemos hacer para mejorarlo? Trabajar sobre la Experiencia del Candidato es fundamental para atraer y retener a los mejores trabajadores del mercado.

El mundo del trabajo está cambiando, y las nuevas generaciones de trabajadores se han vuelto más exigentes que nunca. Para las personas es muy importante encontrar un trabajo en el cual se sientan cómodas y satisfechas; y para las empresas es importante tener trabajadores con buen desempeño, productivos y conformes con el puesto de trabajo.

Empresas líderes en los mercados, como Uber, Mc Donalds e IBM, han comprobado que trabajando sobre la experiencia de sus empleados han obtenido una mayor satisfacción del cliente. Gracias a esto, no tienen que preocuparse por desarrollar acciones que afecten directamente a la satisfacción del cliente, porque ésta se da naturalmente.

Esto nos da la pauta de que, para mantenerse en un mercado tan competitivo, las empresas  tendrán que comenzar a hacer foco en la experiencia que sus empleados obtienen a lo largo de todo su recorrido en la misma.

El employee experience, o la experiencia del empleado, hace referencia a la suma de todo lo que el empleado siente y vive durante el tiempo que permanece dentro de una empresa: desde que se genera el primer contacto en el proceso de reclutamiento, hasta la última interacción que tiene con la empresa antes de dejar de formar parte de ella.

Esto lleva a repensar y plantearnos algunas preguntas: ¿qué estamos haciendo con las personas que forman parte de nuestra empresa?, ¿y con aquellas que queremos incorporar?, ¿cómo queremos que sea su experiencia con nosotros?

Como bien dijimos, la experiencia del empleado empieza desde el momento del reclutamiento, o incluso antes. Entonces, previo a hablar de experiencia del empleado deberíamos hablar de experiencia del candidato: ¿cómo logramos atraer a buenos candidatos?, ¿qué hacemos para que los mejores talentos elijan esta empresa y no otra?

.

¿Qué es la experiencia del candidato?

Experiencia del candidato se define como la percepción y reacción que tiene una persona frente a todos los aspectos de una empresa, desde lo que transmite en sus redes sociales, sus procesos de selección, la experiencia después de la entrevista, y muchos otros aspectos que puedan percibirse en un proceso de contratación. Este recorrido comienza desde el momento en que una persona inicia la búsqueda de empleo y lee un aviso de la empresa, hasta que termina el proceso de selección (ya sea que fue contratado o no).

No solo importa tener éxito en el proceso de selección y contratar al mejor talento posible. La experiencia que tenga cada candidato que participó también importa, porque aunque no se sumen a nuestro equipo, pueden ser promotores o detractores de nuestra marca según lo que hayan conocido de nosotros y la impresión que formaron de la empresa.

Según la encuesta de CareerArc, casi el 60% de las personas que buscaban trabajo afirmaron que tuvieron una mala experiencia en el proceso de selección. Como si esto fuera poco, el 72% de ellos compartió su opinión online.

.

¿Cómo diseñar el «Viaje del candidato»?

Toda experiencia puede trazarse como un recorrido. Para ello, debemos contemplar cada etapa como un punto de contacto, o touchpoint del proceso. Si lo que quieres es diseñar una experiencia inolvidable, deberás mapear el camino que recorren los candidatos, haciendo foco en aquellos que son clave, donde nada puede fallar. Por ejemplo, la entrevista, y la propuesta laboral o cierre del proceso.

A continuación te mostramos el viaje del candidato (o candidate journey) que diseñamos para nuestro servicio de Selección IT.

¿Cómo logramos que el candidato tenga una buena experiencia durante su viaje?

Algunos tips para tener en cuenta:

  • Dar una buena impresión: El viaje de un candidato comienza tan pronto como llega a uno de sus puntos de contacto. Por ejemplo, ¿qué información puede encontrar en la web de la empresa?, ¿qué contenidos podrá ver en sus redes sociales?, ¿cómo está redactado el aviso de empleo? Según CareerBuilder, el 89% de las personas que buscan empleo esperan obtener información relevante sobre la empresa en su página. Hay que crear una marca empleadora para que las personas piensen “ésa es una empresa en que me encantaría trabajar”, independientemente de si están o no en búsqueda activa de trabajo.
  • Identificar las preferencias de los candidatos: ¿qué necesita el candidato para lograr interés genuino en mi empresa? No buscamos llenar una vacante, sino hacerlo con la persona adecuada y que se sienta cómoda, para así lograr mejores resultados en el puesto. Por ejemplo, un candidato puede darle prioridad a la flexibilidad laboral, mientras que a otro le importa tener un líder presente. Siempre hay que ser sinceros en qué podemos ofrecerles y qué no, para evitar frustraciones.
  • Diseña la experiencia que quieres brindar: Prepara cada una de las etapas del proceso en que entrarás en contacto con el candidato. Cada proceso, de cada empresa, es distinto. Usa tu creatividad para elegir las mejores interacciones que se vuelvan inolvidables e irresistibles para tus candidatos.
  • Mostrar cómo es trabajar en tu empresa: es importante que el candidato pueda imaginarse trabajando en tu empresa. Para esto será clave comunicar cuáles son sus valores fundamentales, cómo es el equipo del que formaría parte y cómo es un día normal allí. Lo mejor es poder mostrarle el lugar, haciendo una rápida visita por las instalaciones o un sector de las oficinas.
  • Comunicación fluida y constante: deberá darse durante todo el proceso de reclutamiento y selección. Por ejemplo, si la empresa asumió el compromiso de comunicar si el candidato era seleccionado o no, deberá cumplir con su palabra. Es importante que la comunicación que obtiene el candidato se maneje con total transparencia y con buen manejo de información.
  • Construir un vínculo: Una vez que la persona queda seleccionada, es importante mantener la comunicación antes de su primer día laboral e ir poniéndolo a tono con lo que se pueda, para alimentar su entusiasmo. Es importante que el candidato se sienta bienvenido e incluido desde el primer momento.
  • Evalúa la experiencia: Sea que el candidato finalmente ingresa a la empresa, o no ha sido seleccionado, pídele feedback sobre el proceso. Como ya sabemos, aquello que no se mide, no se puede mejorar. Es por ello que siempre necesitamos conocer cuál fue la experiencia del candidato, para poder mejorar. Puedes hacerlo con una breve entrevista telefónica, o a través de una encuesta online. Revisa los resultados, y encuentra en qué puntos de contacto puedes mejorar.

.

En Consultora Gestal garantizamos excelentes experiencias para los candidatos, trabajando conjuntamente con nuestros clientes en el desarrollo de su marca empleadora. Si estás buscando asesoramiento, ¡Escribinos! Estamos seguros de que podemos ayudarte.

Si sos reclutador freelance también puedes capacitarte con nosotros en el Workshop de Selección IT y Candidate Journey Map 

.

Y en tu empresa ¿ya están diseñando el viaje del candidato y su experiencia?

Lic. Gisela Ceresa

Socia Fundadora – Gestal Consultora

Compartí la nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp